11 dic. 2015

DIFERENTE




Me sorprende la manera

que tiene la felicidad

de embellecerte,

hasta llegar al punto

de hacer de ti, otro...
 

Diferente.
 

Hasta convertirte,

sin un matiz preciso,

en la verdadera persona

que realmente eres.
 

Diferente.
 

Desde lo impreciso

hasta lo inconcreto,

desde los pies

al último cabello…
 

Diferente.


Sin tiempo para la melancolía,

sin cabida para el desamor,

porque la vida es un arte

que hay que vivir conscientes.


Cuando ayer te vi

con gozo descubrí

un hombre feliz.


Diferente.