18 ene. 2019

Sinceridad


Te voy a ser sincera:
del amor lo espero todo.

No un beso robado
en una esquina.

Ya no una caricia aislada
en el hotel de turno.

Ni siquiera una mirada
de desesperación.

Ni un café solitario
en algún lugar perdido,
lejos de tu ciudad.

Del amor lo espero todo;
con generosidad.

Madrugadas y atardeceres.
Preocupaciones y deseos.
Yo no amo de una forma
egoica y narcisista.

Hundirme 
en tus preocupaciones,
quiero.
Y celebrar 
contigo
todos tus éxitos.

Todo o nada.
Así soy yo.

Si llamas amor
al deseo,
a una aventura,
a algo pasajero,
a una ilusión,
a un capricho que uno se permite,
a un encuentro clandestino,
a un revolcón.
No cuentes conmigo.

De algo tan sagrado,
tan excelso,
no dejaré que hagas
un simple juego.
Conmigo no.

Porque el amor comienza
en la sinceridad,
te soy sincera.


Rosa Sánchez©

12 ene. 2019

Jardín prohibido

¡Qué tontos son los enamorados!
De verdad...
¡Qué tontos somos!

Inmersos en ese runrún infantil :
"¡Qué mal salgo en esta...
u aquella foto!"

Sin darnos cuenta que no,
no hay defectos que valgan
a ojos de quien ama...

De verdad...
¡Qué tontos somos!

Si él se viera como yo lo miro...
como mis ojos perciben sus ojos...
seductores... tras gafas oscuras,
si supiera cómo percibo sus labios
la sensualidad del conjunto...
¡tan perfecto todo!

De verdad...
¡Qué estúpido sufrir!
¡Si él pudiera verse a través de mis ojos!
¡Si yo supiera cómo me ven los suyos!
Jardín prohibido su rostro pecoso...

Algún día, seguro que sí,
mi corazón hallará reposo.
Cuando frente a frente le pueda decir:
"¡Me encantas tú, me gusta todo!".

De verdad...
¡Qué infantiles somos algunas veces...
y, también, también qué tontos!


Rosa Sánchez



21 dic. 2018

Balada simple



A veces la vida te arrastra
hacia destinos inciertos.
Y la certidumbre se apodera
de expectativas y sueños.

Parece que no has vivido.
Sin nada más que lo puesto...

El depósito está a medias,
el camino interminable
y la sed devastadora.

Tras vagar noches y días
por colinas y desiertos.
Tras perderme en la maleza
y cien parajes de ensueño...
como el soldado, de la guerra,
llego a mi destino.

Con belleza en la retina
y pelusa en los bolsillos.

Una luz, un túnel, lejano.
Un destello de plata.
La arrogancia de unos pasos...

Soy como el mundo me hizo.
Y soy como el mundo quiso
porque en el cuento de mi vida
más que príncipes, dragones
obturaron las salidas.

Pero qué dulce es vivir
cuando tras cada traspiés
no se encuentra la ilusión
ni vencida, ni perdida,
apelando al corazón.

El resumen de mi vida,
así es.


Rosa Sánchez
Diciembre 2018

1 dic. 2018

Evocación

La evocación de su nombre
me transportaba ipso facto
a paraísos lejanos...

A cimas inalcanzables,
a lugares de ensueño
inaccesibles e inhóspitos.

Sin moverme ni un ápice
de mi antiguo sofá.
Sin apenas esfuerzo.

Tocaba la gloria,
alcanzaba la luna...
estremecía mi alma.

Eso era amor.
Sin dependencias absurdas
ni imágenes estereotipadas.

Sin promesas que cumplir
ni princesas que salvar.

Eso era amor.
Tan sólo esencia.
Tan sólo magia.


Rosa Sánchez 


1 may. 2018

Alma


Las nubes en el horizonte
lejos, muy lejos,
dibujan siluetas:
torres y setos.

Como mi alma, lejos,
como mi alma,
descargan lluvia,
pero lejana.

Dos golondrinas surcan
el gris del cielo,
dibujando sonrisas,
bosquejos negros.

No llores, niña,
tal vez mañana,
el sol nos brinde
sus rayos granas.

Como mi alma
de luz y abismo,
la estéril lluvia
del conformismo.

Rosa Sánchez


28 sept. 2017

MÁS ALLÁ


No soy lo que ves.
Observa bien.
Aprende a mirar.

Mucho más allá
de formas y apariencias.

Allá, más allá
de lo superficial.

Más allá del color.
Más allá de la forma.

Por debajo del bien,
por encima del mal.

Ni rubia ni morena.
Ni hombre ni mujer.
Observa bien.

Cuando me busco descubro
a alguien nuevo
cada vez.

Buscando en profundidad.

Sin cánones de belleza,
ni estándares de moda...

Sólo un alma más
que ha venido a expresar
su singularidad.

No me encasilles
ni me etiquetes...

Observa bien.
Aprende a ver
en este mundo de ciegos.



©Rosa Sánchez

7 jul. 2017

APRENDIZAJE


No quiero…
la versión oficial,
paisajes de postal,
ni castillos en el aire.

No quiero…
amistades de papel,
relaciones de interés,
ni verdades encubiertas.

Rechazo…
vender mi libertad,
perder la dignidad,
cortarme la coleta.

Me niego…
a comprar al por mayor,
a seguir la tradición,
a aplaudir el sinsentido.

Aprendí…
tras mucho caminar,
a qué puerta tocar
y a dónde ni arrimarme.

Aprendí…
a quién sí y a quién no,
a qué llaman amistad
y a qué se llama amor
en un mundo a la deriva.


Rosa Sánchez ©