2 jun. 2016

¿Por qué me juzgas, hermano?



Todos somos en realidad:

la mentira y la verdad,

el juez y el enjuiciado,

la belleza y la fealdad,

el frío y el abrigo,

la víctima y el verdugo,

el rico y el mendigo,

la recompensa y el castigo,

la luz y la oscuridad…



¿Por qué me juzgas, hermano?
 

2 comentarios:

  1. ¡Como te voy a juzgar ...sí te quiero!
    Besos
    André

    ResponderEliminar
  2. Andrés, me ha encantado tu respuesta porque es la RESPUESTA entre las respuestas. Claro que sí, el amor no entiende de juicios. Gracias!!
    Besos fuertes!!

    ResponderEliminar