17 jul. 2010

QUIERO SABER

Quiero saber un secreto:
¿duermes o finges dormir?
¿Notas o no que observo
tu pecho, inquieto y oscilante,
sumida en un gran silencio?

¿Estás dormido, ángel mío,
cuando tu boca se pliega
para exhalar un suspiro,
y de sonrisa una mueca?

Quiero saber cuándo duermes
para que rápido duerma,
y descanse y no me pase
mirándote las horas muertas.

Porque me gusta mirarte,
y cuando reposas rendido
tu gesto igual me atraviesa
que las flechas de Cupido…

Quiero saber cuándo duermes
porque acaricias mi cuerpo,
no sé si en sueños, dormido,
o muy consciente, despierto.

Dime cuál es el secreto
de la expresión de tu gesto:
plácida con cada caricia,
grave ante el frío silencio.

Quisiera saber cuándo duermes
pues cuando a ti me reclino,
casi recién acostado,
no hay tiempo de estar dormido.

A veces finges cansancio,
y sé muy bien que tú aguantas,
con pocas horas de sueño,
estar despierto hasta el alba.

Quiero saber cuándo duermes,
y si sueñas, si es conmigo,
porque a veces las sonrisas
se te escapan en suspiros.

Eres hermoso yaciente
como esa estatua de mármol,
cuando se cierran tus ojos
y yo me inclino a besarlos…

Quiero saber cuándo duermes
porque al roce de labios
sueltas sin más otro beso,
¿eso no se hace pensando?

10 comentarios:

  1. Hola has vuelto ¿qué tal las vacaciones?.
    ahora paso a leerte, lo primero es lo primero, espero que hayas sido y seas feliz.

    ResponderEliminar
  2. Veo que llegas pisando fuerte y tirando con bala.

    Este es hermoso y lo sabes, hermoso de verdad, de los que duelen mientras lees si te falta esa sensación que, llena de brillo, trasmites, si alguien no vigila tu sueño, si alguien no quiere que te mantengas despierto para él o para ella.

    Es un poema del corazón, cuando me encuentro con un poema así, no hay mucho que hacer, tan solo quizá rendir el alma a su belleza.

    ResponderEliminar
  3. Hermoso, muy hermoso que llega al corazón.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Que lindo, Rosa. Cuando por la noche me suma en el mundo onírico de mis sueños seguro que estas palabras resonarán en mi alma, cálidas y mágicas.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Rosa lo primero quiero hablarte de tu comentario en mi blog de cine, es una lástima que no sea lo tuyo, de todas formas en parte me alegro, como ya le dije ayer a una chavaluca es delicioso veros echar la siesta en nuestros hombros cuando se os lleva a ver obras maestras como “El año pasado en Mariembad”.

    En cuanto a mi poema, navegamos siempre sobre aguas turbulentas ¿verdad Rosa?, siempre en el filo, nos encanta soñar.

    El hecho de que alguien inteligente y sensible como tú intente buscar un significado a lo que en el fondo es un enigma insondable, porque sale exclusivamente del corazón, es todo un halago y un orgullo para mí.

    ¿Qué porqué sé que te gusta soñar?, no es que sea adivino, es algo sumamente evidente solo hace falta ver tu foto.

    Por último es agradabilísimo para mí que compartamos esa pasión y ese afán de estudio de la segunda guerra mundial.

    Es difícil encontrar a una chica a la que le interese este periodo histórico que fue el último en el que intervinieron ángeles, princesas y sobre todo héroes.

    Te visualizo colgada durante horas al canal de historia al igual que yo, me gusta cómo eres.

    ResponderEliminar
  6. Felicidades por tu blog. Me ha gustado esta poesía.
    Como dices por ahí, todo artista merece una oportunidad, sobre todo cuando trabaja y lucha para ello. Nada mejor que la humildad y la ilusión por seguir aprendiendo para conseguir lo que sueñas... que así ocurra.
    Un saludo, Rosa. Entraré por aquí de vez en cuando a leerte, claro que sí.

    ResponderEliminar
  7. Dime, Rosa, cuál es el secreto
    de la expresión de tu rostro
    en daguerrotipo instalado,
    que yo miro tu foto
    y si de foto me enamoro
    qué no he de vivir a tu lado.

    Rosa: creo que debieras acortar la extensión de tus poemas, tiendes a ser repetitiva al rato, lo cual casi siempre sucede en estos casos. No hay que convertir lo lírico en extensiones propias de la épica.

    ResponderEliminar
  8. Rosa, debo saber cuándo duermes,
    y si sueñas, si es conmigo,
    porque a veces las sonrisas
    se te escapan en suspiros,
    y los suspiros son mis besos
    en tus labios apañados.

    ResponderEliminar
  9. La metrica es muy correcta, la corcondancia casi matematica, este poema no es repetitivo, segun esa regla de tres a las rimas de Bécquer le sobrarían 15 páginas.

    Eso sería atribuible también al noventa por ciento de la obra de Whitman, por no hablar de Yeats o Goethe (de bajón)

    No estoy de acuerdo contigo William.

    ResponderEliminar
  10. JOSÉ: las vacaciones bien, gracias, me han servido para ratificar que no hay un lugar donde poder escapar del calor... ¿ O tal vez sí en tu hermosa tierra?
    He leído varias veces tu crítica y me ha conmovido. “Rendir el alma a su belleza”.. qué bello, José. Tienes una sensibilidad muy especial para la poesía y lo que dices es cierto: cuando algo te gusta sobra toda palabra. Sin embargo, te considero generoso y amable en tus comentarios.
    Sí, me gusta el cine, de vez en cuando veo alguna película de actualidad, pero nunca he profundizado en este género y creo que he de ser prudente en mis comentarios. Además, apenas conozco películas antiguas, por lo que puedo aportar a tu blog bien poco.
    Hay poesías que dejan “entrever” lo que encierra el corazón del poeta, pero es algo complicado, ligeramente complicado. Cada persona habla desde el sentimiento y la experiencia personal, y sólo uno sabe bien lo que pretende expresar a cada momento.
    “Dormir, tal vez soñar…” –dijo Shakespeare. ¿Qué es el hombre si no sueña, José? Has acertado: el mundo de los sueños es un universo paralelo en mi vida, no para evadirme de la realidad, pues no lo necesito, sino para “crear”. La próxima poesía que voy a colgar en el blog, y que por cierto escribí hace tiempo, te la dedico… por tu buena crítica. Se titula: “Al sueño de los poetas”.
    Sí, siento una especial predilección por el género histórico. Siempre escribo pensando en plasmar una época y unos hechos concretos en mis libros. Por eso mismo debo profundizar en la época donde se va a desarrollar la obra documentándome bien. Es mi trabajo.
    Un saludo y hasta pronto.

    ANA: ¿Cómo no te va a llegar al corazón? Tú eres la reina de corazones. Un abrazo.

    JAVIER: ¡Qué bonito suena! Tener a alguien que nos observe mientras dormimos... Gracias por dejar tu huella.

    WILLIAM: No recuerdo haber visto poesías en tu blog. Una lástima, pues como romántico no tienes precio, je, je. Un abrazo.

    ResponderEliminar